Ismael Serrano recupera la tradición de la poesía infantil con un nuevo libro inspirado en su hija

Ismael Serrano recupera la tradición de la poesía infantil con un nuevo libro inspirado en su hija

Es sábado y en el centro de Madrid apenas se puede andar por las kilométricas colas para comprar un décimo de Lotería. En la puerta de Doña Manolita el remolino de gente es casi obsceno. Ya no valen las colas, también se congestiona el paso por los selfies que se hacen los ilusionados navideños en la puerta de una de las administraciones favoritas de España.

Unos metros más lejos, en la calle Preciados, también hay una cola kilométrica. Son padres con sus niños, carritos, bollos y juguetes que esperan para entrar a la tienda de libros y música Fnac, donde en la tarde del sábado el cantautor Ismael Serrano demostró que cuando hay algo que contar da igual el género. Hoy dejó la música (o no tanto) para presentar su primer libro infantil: “La niña que hablaba con los árboles” (Frida). La sala de la tienda se llenó en un suspiro y, esta vez, no de jóvenescon taquicardia gritándole “guapo” al cantautor sino niños que ocuparon sin pensarlo la primera fila para que Serrano les lea el cuento y que se atrevieron también con las percusiones cuando el cantautor cogió la guitarra. De fondo, Mar Blanco, la ilustradora de esta pequeña y entrañable obra hacía dibujos “en vivo”.

La niña que hablaba con los árboles tiene como protagonista a la pequeña Lila (el nombre de la hija de Serrano) que recorre lugares y dialoga con manzanos y otros árboles, y que, de alguna forma, representan una realidad vivida por el Ismael “padre”. “Era una cosa que tenía en mente, es un cuento que le escribí a mi hija hace tiempo. Cuando era más pequeña recuerdo que cuando lloraba la sacaba al jardín y quedaba fascinada con los árboles, y parecía que establecía un diálogo con ellos. Pensé que en el futuro, cuando creciera le hablaría de eso. De alguna manera cuando somos pequeños conocemos idiomas que finalmente con la edad olvidamos”, asegura Serrano.

Las ilustraciones que acompañan el libro son sencillas pero cargadas de significado y huyen de los colores y mensajes estridentes. Pero sin dudas, la marca diferencial es la rima:“Me apatecía recuperar la tradición literaria de la poesía infantil, que creo que se ha dejado de lado y yo crecí con ella. También hay una tradición musical como la que hacía María Elena Walsh que también se ha dejado de lado. Mi intención era darle un vuelo poético y respetar la inteligencia de los niños”.

Ismael publicó en 2015, también con Frida, un libro de poesía, “Ahora que la vida” que contenía nuevos versos y otros cosechados gracias a su larga carrera como compositor. Su camino como cantante, asegura, seguirá intacto. “Haremos algo especial con motivo de los 20 años de Atrapados en Azul (su primer disco). No sé si un disco o una gira, algún proyecto para celebrar el aniversario”.

Sin embargo, no abandonará su nueva andadura infantil. “Haremos en Madrid un musical para niños de 2 a 6 años y que tiene que ver con el universo de este libro”.

Puedes ver la entrevista en ABC.es

Contratación y Management
Los Paraisos Desiertos
+34 91 365 40 24
contratacion@ismaelserrano.com
www.ismaelserrano.com