Noticias

Ismael Serrano lanza su propio sello editorial

Para el escritor la pandemia lleva detrás un relato que está protagonizado por los niños, quienes son un ejemplo de resiliencia

El cantautor español Ismael Serrano, ha escrito canciones de amor durante más de dos décadas y en su paso a la literatura, aborda el tema también para ilustrar cómo ese sentimiento puede vencer las diferencias. Así, un hada sin alas es la protagonista de la primera publicación de Hoy es siempre ediciones, con la que Ismael Serrano da fe de su respeto por la palabra impresa.

Ya en 2019 publicó su primer libro, El viento me lleva (Grijalbo) centrado, dice «en los viajes que quedan pendientes, las huídas que sueñan aquellos a los que la vida golpea y, a pesar de todo, no se rinden». Entonces, ya apelaba a la empatía. Antes de que la pandemia nos obligara a reconocer la urgencia de volver a mirarnos con compasión.

En un escaparate mucho más amplio que un libro, la crisis sanitaria ha expuesto las carencias del modelo económico mundial, apunta el autor. «La pandemia ha agravado la desigualdad y la injusticia, pero también ha puesto en valor ciertos aspectos que no habían sido considerados con la atención que merecían, como la solidaridad».

No es casual que su interés se enfoque en los lectores más jóvenes; «para mí gran parte de esa épica que tiene este relato de la pandemia, está protagonizada por los niños que son un ejemplo de resiliencia; si ya es heroico que cualquier niño viva el confinamiento, imagínate uno en situación de precariedad, o un niño autista que tiene que enfrentarse a una realidad completamente adversa. Poner el foco en los niños, en su capacidad heroica para resistir en estos tiempos, en la posibilidad de aprender de ellos, me parece saludable».

Lo que sí ha sido una afortunada coincidencia es que aparezca ahora el libro sobre esta hada extraña. «Quizá si esté bien en estos tiempos poner en valor la necesidad de empatizar, que aquellos en los que uno ve una discapacidad que nos distancia, se vean como una oportunidad para aprender de nosotros mismos, del mundo que nos rodea».

Escribir para Ismael Serrano es explicarse el mundo. «Es parte de un empeño por entender la realidad que muchas veces es adversa; escribo para tratar de entenderla y sobre todo para tratar de superarla, cuando menos hacernos preguntas sobre el mundo que habitamos y esas situaciones que generan distancia, incomunicación entre unos y otros. De eso habla El absurdo empeño de los delfines, que es la otra obra que vamos a editar, de cómo se atomiza la sociedad, cómo la precariedad en el trabajo, la exigencia tiránica del trabajo, hace que nos aislemos los unos de los otros», dice acerca de su siguiente novela.

Ambos libros, asegura, hablan de la necesidad de recuperar la empatía, «en el mejor de los sentidos». Escribe, insiste, «para tratar de entender la lucha y la tragedia ajena en lo cotidiano, de la misma forma que cuando escribo una canción le canto a lo que me emociona, un diálogo conmigo mismo para enfrentar mis contradicciones y mis grandes preocupaciones y sí, me preocupa la pérdida de nuestra capacidad para comprender al otro, en un momento de polarización que hace que la grieta entre unos y otros parezca más insalvable».

Leer entrevista en www.elsoldemexico.com.mx